Regla 50-30-20: Una guía para controlar tus gastos

Lectura 5 min

¿Cuánto debería estar ahorrando? ¿Estoy gastando más de lo que puedo? ¿Está creciendo mi patrimonio a un “buen” ritmo? ¿Realmente tengo buenos hábitos financieros? Es muy común tener estas y más dudas sobre tus hábitos financieros. Y además es parte de la naturaleza compararnos con otros para saber qué tan bien o qué tan mal hacemos las cosas.

Elizabeth Warren dentro de su libro “Toda tu riqueza: el último plan de ahorros de tu vida” (un libro que resume más de 20 años de experiencia) hizo famosa la regla 50/30/20 para el manejo de un presupuesto. La regla consiste en dividir tu ingreso en tres grandes categorías: 50% en necesidades, 30% en ese extra que te da felicidad y el 20% restante en pago de deuda, ahorro y/o inversiones. 

La regla 50/30/20 es sencilla de seguir si ya tienes un registro de tus gastos pasados y un presupuesto definido, si este no es tu caso te recomendamos este artículo: Diseña tu presupuesto.

La regla consiste en dividir tu ingreso en tres grandes categorías: 50% en necesidades, 30% en ese extra que te da felicidad y el 20% restante en pago de deuda, ahorro y/o inversiones.

La regla consiste en dividir tu ingreso en tres grandes categorías: 50% en necesidades, 30% en ese extra que te da felicidad y el 20% restante en pago de deuda, ahorro y/o inversiones.

Pasos para seguir la regla 50/30/20:

01.

Calcula tu ingreso mensual. Tu ingreso debe ser el flujo real después de impuestos. Si trabajas en una empresa, solo revisa tu recibo de nómina y si eres emprendedora puedes usar tu sueldo (el cual te debiste asignar para no revolver tus finanzas personales con las de tu empresa). Si ya empezaste a invertir, agrega las ganancias mensuales de tus inversiones.

02.

Categoriza tus gastos. Define qué de tus gastos son: a. necesarios, b. lujos o deseos y c. ahorro o pago de deuda.

  1. Necesidades - Normalmente dentro de esta categoría va todo lo esencial o básico para vivir como: vivienda, servicios (agua, luz, internet, etc.) transporte, gastos médicos, seguros. 
  2. Lujos o deseos - Dentro de estos gastos va todo lo que extra que te da felicidad pero no es esencial para vivir, como: viajes, comer o cenar fuera de tu casa, ropa, clases, hobbies, etc. 
  3. Deuda, ahorro o inversión - Esta categoría es la más debes poner atención porque es la clave para alcanzar la independencia financiera.

03.

Revisa tus gastos cada mes. Suma los gastos dentro de cada categoría definida por ti. Divide el gasto total de cada categoría entre tu ingreso total. 

Ej. Vivienda $15,000 + Servicios $3,000 + Transporte $2,500 + Seguro de gastos médicos $4,500 = $25,000. Ingresos totales al mes = $50,000

  1. $22,000 / $50,000 = 50%

Al principio no te enfoques tanto en cumplir la regla, es más importante que formes el hábito de revisar tus gastos y tomes conciencia de hacia dónde se está yendo tu dinero. Esto es básico para que tomes control de tu dinero.

04.

Cumple con tu presupuesto. Una vez que conozcas tus hábitos de gasto puedes trazar metas y un plan (a través de tu presupuesto y las decisiones diarias) para cumplirlo.

05.

Actualiza tus metas. Nuestros gastos van cambiando constantemente, cambiamos hábitos y gustos. Así también cambian nuestras metas de ahorro. Cuando revises si estás llegando a ese 20% de ahorro cuestionate si con eso llegarás al patrimonio que te gustaría tener o ¿será necesario crear tu propia regla 40/20/30 en donde ahorres el 30% de tus ingresos?

Alcanzar la libertad financiera requiere disciplina. Tener unas finanzas sanas no se trata de ganar cada vez más porque así como pueden incrementar los ingresos pueden aumentar los gastos. Se trata de hacer gastos conscientes y aunque no siempre cumplas tus metas, si encuentres un camino de regreso a ellas. 

Ahora que tienes claro cómo funciona la regla 50/30/20, puedes integrarla a tu presupuesto para monitorear tus gastos. Si no sabes cómo empezar, en Clara preparamos una plantilla de excel que puedes descargar.

Glosario

Autocuidado financiero

Hacer que tu dinero te proteja, te consienta y cumpla tus sueños.

Inversión

La inversión financiera es aquella que se destina a la adquisición de derechos sobre determinados activos, con el objetivo de que estos puedan aumentar de valor en el futuro y generar una ganancia.

Ej: Un fondo de inversión, renta variable, renta fija, bienes inmuebles, etc.

Presupuesto

Es un plan a corto plazo para tu dinero, una estimación de entradas y salidas para las semanas o meses que vienen.

Artículos que te pueden gustar

Lectura en: 4 min

7 consejos para mejorar tus finanzas personales

Autor:
Leer más
Lectura en: 6 min

Top 5 preguntas en google sobre Infonavit

Autor: Karen Luna
Leer más
Lectura en: 5 min

Influencers e impuestos, ¿qué dice el SAT?

Autor: Paola Quintal
Leer más
Lectura en: 3 min

Webinar: Impuestos para Godínez

Autor: Clara
Leer más