5 estrategias sencillas para hacer compras conscientes

Lectura 4 min.
Compartir

Aquí vas a encontrar:

  • Establece un presupuesto para tus compras
  • Haz un listado para identificar lo que (realmente) necesitas
  • Compara para ahorrar y comprar mejor
  • Hazte estas 14 preguntas antes de comprar
  • Practica la regla de las 24 horas
  • Ya compré y me endeudé, ¿ahora qué hago?

¿Cuántas veces te has encontrado con algo que realmente te gusta y, antes de comprarlo, has tenido esos pensamientos tan familiares, como: “No lo necesito, pero lo quiero”, “Me lo merezco” o incluso el clásico “Para eso trabajo”? No estás sola en esta experiencia. Muchas de nosotras hemos enfrentado este mismo dilema, porque, admitámoslo, tener tu propio dinero es emocionante, aunque también venga acompañado de sus propios desafíos.

Pero la clave no es dejar de invertir en ti misma, sino en asegurarte de tomar decisiones inteligentes para mejorar la gestión de tus finanzas personales. Es por eso que hoy compartimos contigo cinco estrategias a través de las cuales estarás en el camino correcto para alcanzar ese equilibrio financiero que te va a permitir disfrutar al máximo de tu dinero, sin preocupaciones ni remordimientos.

Establece un presupuesto para tus compras

Uno de los primeros pasos para llevar a cabo compras conscientes es establecer un presupuesto. Al aplicar esta práctica puedes asignar una cantidad específica de dinero para tus compras y establecer límites claros para evitar gastos extra o excesivos. Además, al tener una clara visibilidad de cuánto es tu presupuesto, te resultará mucho más sencillo identificar tus prioridades, planificar tus compras de manera anticipada y asignar tus recursos financieros acorde a tus necesidades reales. 

Beneficio extra
Un presupuesto bien gestionado te permite ahorrar dinero a largo plazo, dándote la oportunidad de destinar tus recursos a metas financieras más importantes, como ahorrar para emergencias, inversiones o vacaciones planificadas.

Haz un listado para identificar lo que (realmente) necesitas

Otra de las estrategias básicas para llevar a cabo compras conscientes y tomar el control de tus finanzas personales es la creación de una lista de compras que refleje tus necesidades reales en lugar de tus deseos momentáneos. 

Esta práctica simple, pero efectiva te permite enfocarte en aquellas cosas que son esenciales o prioritarias en tu vida cotidiana, para así evitar gastar dinero en productos impulsivos que podrían desviarte de tus metas financieras.

Beneficio extra
Al obtener claridad, te resultará más sencillo resistir las tentaciones del momento y tomar decisiones más conscientes durante tu proceso de compra. Es decir que, tu lista de compras se convierte en tu aliada para mantenerte dentro de tu presupuesto.

Compara para ahorrar y comprar mejor

Para asegurarte de obtener el mejor valor por tu dinero es importante que dediques tiempo a comparar precios antes de realizar tus compras. Esto implica investigar y comparar las opciones disponibles, brindándote la oportunidad de descubrir ofertas, descuentos y posibilidades de ahorro en una amplia variedad de productos y servicios. Además, gracias a la tecnología, esta práctica se ha vuelto más fácil y accesible, ya que puedes aprovechar los sitios web o las aplicaciones móviles para obtener la información que necesitas en minutos.

Beneficio extra
Al comparar, también puedes leer reseñas de otros usuarios, obteniendo información valiosa sobre la calidad que necesitas para tomar decisiones de compra más acertadas y evitar productos o servicios de baja calidad.

Hazte estas 14 preguntas antes de comprar

De la mano con el punto anterior, es importante que agregues a tu proceso una serie de preguntas que te ayuden a evaluar la importancia, necesidad y relevancia de tus compras con base en tu situación actual. A continuación, te compartimos 14 preguntas que te serán de utilidad en este proceso:

  1. ¿Puedo permitirme este gasto en este momento?
  2. ¿Realmente lo necesito?
  3. ¿Para qué lo necesito?
  4. ¿Añade valor a mi vida?
  5. ¿Puedo encontrarlo más barato?
  6. ¿Es el mejor precio que puedo conseguir sin sacrificar calidad?
  7. ¿Cómo me voy a sentir cuando lo compre?
  8. ¿Puedo posponer esta compra?
  9. ¿Cómo afectará esta compra a mis ahorros?
  10. ¿Voy a endeudarme con esta compra?
  11.  Si utilizo un crédito, ¿cuántos meses voy a tardar en pagarlo con intereses?
  12. ¿Tengo espacio o uso para este artículo en mi vida?
  13. ¿Ya tengo algo similar que pueda cumplir la misma función?
  14. ¿Estoy comprando por impulso emocional o porque realmente lo necesito?

Beneficio extra

Al cuestionar tus compras y tomar decisiones basadas en necesidades en lugar de impulsos, desarrollas un hábito de gasto más responsable y fortaleces la resistencia a compras innecesarias. En otras palabras, trabajas en tu autocontrol financiero. 

Practica la regla de las 24 horas

Cuando te encuentres en la encrucijada de si comprar algo o no, da un paso atrás y espera al menos un día antes de tomar la decisión definitiva. Esta pausa permite que tu emoción inicial baje y le da espacio a tus pensamientos racionales para que influyan en tu elección. Aprovecha este tiempo para identificar la auténtica necesidad de la compra, siguiendo los pasos previos.

Beneficio extra

Tomarte un tiempo adicional antes de invertir te brinda la oportunidad de recopilar más información y reduce la posibilidad de tomar una decisión que quizás no sea la mejor para ti en este momento.

Ya compré y me endeudé, ¿ahora qué hago?

Cuando te enfrentas a la realidad de haber realizado una compra que te endeudó, es esencial mostrarte compasión y evitar caer en la trampa de la culpa. Todas cometemos errores financieros en algún momento de la vida, y es normal. Sin embargo, la clave está en pasar de la autocrítica a la solución. Pero ¿cómo se hace eso?

Recuerda que tienes opciones a tu disposición. Puedes considerar vender el artículo, renegociar la deuda con tasas de interés más bajas o verificar si la tienda permite devoluciones. Si ninguna de estas alternativas es factible, elabora un plan de pago realista que te permita reducir gradualmente la deuda sin afectar tu estabilidad financiera a largo plazo. 

Aprender de la experiencia y tomar medidas proactivas para evitar futuros problemas financieros es la clave hacia una gestión más sabia y consciente de tus finanzas.

Glosario

Presupuesto

Es un plan a corto plazo para tu dinero, una estimación de entradas y salidas para las semanas o meses que vienen.

Artículos que te pueden gustar

Lectura en: 4 min

7 consejos para mejorar tus finanzas personales

Autor:
Leer más
Lectura en: 6 min

Top 5 preguntas en google sobre Infonavit

Autor: Karen Luna
Leer más
Lectura en: 5 min

Influencers e impuestos, ¿qué dice el SAT?

Autor: Paola Quintal
Leer más
Lectura en: 3 min

Webinar: Impuestos para Godínez

Autor: Clara
Leer más