7 tips para vivir un mes sin gastos

Lectura 4 min
Compartir

Reto: gastar solo en las necesidades básicas durante 30 días

Hace unos meses me excedí con mis gastos y compras, puras cosas que realmente no necesitaba, hasta llegar al punto en el que me urgía poner freno a esa racha de compras compulsivas así que decidí empezar el reto de un mes sin gastos. 

Un mes sin gastos se trata de un reto para gastar dinero solo en las necesidades básicas durante 30 días. No significa que no vayas a gastar nada en absoluto, eso sería bastante difícil/imposible. La idea es que traces tus gastos esenciales como gasolina, renta, super, servicios, etc. y que no gastes absolutamente en nada que no esté en esta lista. Piénsalo como un detox de compras. 

Sí decides hacer el reto, te comparto 7 consejos que a mi me sirvieron para lograrlo:

01.

Analiza bien tus gastos
Antes de comenzar el reto anota todos los gastos esenciales que tendrás durante el mes, busca en tus gastos de meses anteriores para que puedas identificarlos. Ya que los tienes identificados, continúa reconociendo cuáles de tus gastos mensuales no son esenciales, se sincera contigo misma, suma todos esos gastos, tal vez te sorprendas del monto final. 

02.

Ponte un objetivo
Ahora que sabes cuánto necesitas para lo básico puedes saber cuánto vas a ahorrar, es importante que pienses qué vas a hacer con ese dinero. Para darle un sentido al reto considera:   

a. Cuánto dinero quieres ahorrar durante el reto, por ejemplo; si tienes en puerta unas vacaciones con tus amigas haz el ejercicio para saber cuánto necesitas ahorrar para ese viaje.

b. A qué hábitos de gastos no esenciales les quieres poner fin. Por ejemplo, dejar de pedir comida a domicilio cuando aún tienes comida en el refri. Organízate y prepara tus comidas el fin de semana para no tener la tentación de pedir comida.

c. Cuál es tu meta financiera a largo plazo: Por ejemplo: ahorrar para el enganche de ese carro que tanto deseas o para abrir tu primera inversión. Escribe tu objetivo en un post it y pégalo donde puedas verlo todos los días.

03.

Haz un plan

Uno de los gastos más fuertes es comprar el super, por lo que antes de tu reto puedes analizar toda la comida que tienes en tu refrigerador y alacena, busca qué platillos puedes preparar con lo que tienes. Así podrás reducir tu ticket del super durante tu mes de reto. También puedes planear tus fines de semana buscando eventos gratuitos a los que puedas asistir o hacer noches de película en casa.

04.

Evita la tentación

Es fácil gastar si sabes que tienes dinero en tu cuenta o tus tarjetas, así que te recomiendo mover el dinero a una cuenta de ahorro donde te cueste más sacarlo o bloquear tus tarjetas para que no puedas hacer compras impulsivas.

05.

Piensa en el futuro

Ahorrar dinero no solo es pensar en tu retiro o en salir de deudas. Los hábitos financieros saludables que vas creando se quedan contigo, además en el camino empiezas a despedirte de esos malos hábitos que no te ayudan a alcanzar tus metas financieras. Recuerda siempre tener tu objetivo presente y seguir trabajando para conseguirlo.

06.

Prepárate para lo impredecible

No esperes que todo salga a la perfección, si durante el reto aparece un gasto no planeado no dejes que tu apego al reto te impida ir a consultar a tu doctor o llevar tu carro al mecánico si es necesario. Recuerda que primero estás tú y tu seguridad, el reto puede esperar. Y si te encuentras en la situación en que hiciste un gasto que no necesitabas, respira, recuerda tu objetivo y continúa trabajando en tu reto.

07.

Da seguimiento a tu progreso

Conforme avanzas en tu reto, es importante que puedas registrar tu progreso. Puedes encontrar una app de presupuesto que te ayude a monitorear cuánto has gastado y cuánto has ahorrado. Si eres una persona más visual, considera crear una gráfica que puedas colorear cada día tu avance, esto te ayudará a saber cuánto has logrado.

También puedes usar un diario, especialmente cuando sientas la tentación de comprar algo. Piensa en cómo te estás sintiendo en ese momento, ¿te sientes estresada, cansada, ansiosa? Escríbelo en tu diario para que puedas reflexionar y aprender de tus emociones y tus finanzas.

Te comparto un formato que puedes usar para empezar a identificar tus gastos: Control de Gastos.

Tengo que confesar que durante los primeros meses del año comencé a meterme a aplicaciones como Amazon, Mercado Libre y Shein, solo para ver que encontraba, empezaba a poner cosas en mi carrito y veía el total y decía “hay es poquito, me lo merezco” y daba click en comprar. Al final del mes me daba cuenta que había gastado mucho más de lo que podía pagar y, aunque me asuste, me volvió a pasar otro mes y otro mes y otro mes…incluso tuve que recurrir a mi fondo de ahorro para cubrir la deuda, fue ahí cuando puse un alto. 

Un mes sin gastos fue una experiencia en donde pude conectar con mis emociones y resolver varias situaciones que tenía. Fue como un detox con jugos verdes. Aprendí sobre mi comportamiento, vi a donde se iba mi dinero y pude ponerle un alto a los malos hábitos financieros que me estaba creando. Espero que este reto sea de ayuda para ti como lo fue para mí.

Artículos que te pueden gustar

Lectura en: 5 min

¿Cómo empecé a invertir?

Autor: Lucero GP
Leer más
Lectura en: 6 min

Áreas clave para la inclusión financiera de mujeres

Autor: Ivan Escamilla
Leer más
Lectura en: 3 min

5 aprendizajes a un año de emprender

Autor: Karen Luna
Leer más
Lectura en: 5 min

5 red flags para identificar inversiones de riesgo

Autor: Clara
Leer más