Claridad Financiera Emprendiendo

Lectura: 6 min

Hace casi un año, me aventuré en el mundo del emprendimiento creando un negocio de vasos personalizados.

Este año tomé la decisión de participar en una sesión de consulta clara, donde tuve la oportunidad de recibir orientación personalizada con una mentora para mi emprendimiento. 

Compartir

Hace casi un año, me aventuré en el mundo del emprendimiento creando un negocio de vasos personalizados. Aunque mi entusiasmo era innegable, mi conocimiento sobre cómo administrar un negocio era prácticamente nulo. Comencé vendiendo mis productos sin tener idea de cuánto me costaba realmente fabricarlos, simplemente establecía precios al azar.

Este año tomé la decisión de participar en una sesión de consulta clara, donde tuve la oportunidad de recibir orientación personalizada con una mentora para mi emprendimiento. 

En nuestra primera reunión, mi mentora me pidió que le hablara sobre mi emprendimiento y le compartiera mis preocupaciones. Yo, que soy la reina del Excel, saque mi documento donde registraba el costo de mi materia prima principal (los vasos) y  le sumaba $10 pesos para sacar mi precio. La consultora me preguntó ¿cómo había llegado a esa cifra de $10? y le dije que era un promedio (que me saque de la manga) de cuánto (según yo) costaba el total de todos los otros materiales que utilizo para sublimar un vaso. 

Durante esa primera sesión, mi mentora me guió a través de un ejercicio llamado "explosión de materiales", donde se describe a detalle cada elemento y material utilizado durante el proceso, su cantidad y su costo. Me llevé de tarea hacer esta tabla para mi producto más vendido. 

Empecé por escribir mi proceso a detalle: sacar el vaso de la caja, limpiar el vaso, imprimir el diseño, envolver el diseño con cinta especial, etc… A medida que analizaba cada paso de mi proceso y cada material que utilizo me di cuenta que estaba ignorando costos importantes y subestimando otros. 

Por ejemplo, para limpiar el vaso utilizo un rodillo adhesivo, este me costó $100 pesos y tiene $60 hojas, me da un costo de $1.7 por hoja, pero cada hoja la puedo utilizar hasta en 5 vasos, por lo que limpiar cada uno de mis vasos me cuesta $0.34 centavos.

A continuación te muestro cómo quedó mi explosión de materiales:

Uno de los materiales que me sorprendió más fue el gasto en cinta adhesiva especial para la sublimación. Antes cortaba pedazos al azar sin considerar el tamaño, pero hacer este ejercicio reveló que estaba gastando mucho más de lo necesario en cada vaso. El simple acto de medir y calcular me permitió ver que mi costo real por vaso era significativamente mayor de lo que había imaginado.

El resultado de este ejercicio fue sorprendente para mí: pasé de estimar aproximadamente $10 pesos por vaso a conocer con certeza que mis costos reales ascendían a $24.23 pesos por unidad. Esta claridad financiera me permite identificar áreas donde puedo economizar y ajustar los precios de manera más precisa, garantizando una rentabilidad adecuada para mi negocio.

En resumen, el apoyo Consulta Clara, no sólo me brindó una mayor comprensión de mis finanzas empresariales, sino que también me equipó con las herramientas necesarias para tomar decisiones más informadas y estratégicas para el futuro de mi emprendimiento.

Si tú también quieres aprovechar este beneficio de Clara Banregio registrarte aquí. Recuerda que son 3 sesiones gratuitas y puedes trabajar con cualquier tema relacionado a tus finanzas. 

Artículos que te pueden gustar

Lectura en: 4 min

7 consejos para mejorar tus finanzas personales

Autor:
Leer más
Lectura en: 6 min

Top 5 preguntas en google sobre Infonavit

Autor: Karen Luna
Leer más
Lectura en: 5 min

Influencers e impuestos, ¿qué dice el SAT?

Autor: Paola Quintal
Leer más
Lectura en: 3 min

Webinar: Impuestos para Godínez

Autor: Clara
Leer más