El dinero y yo

Lectura 4 min
marzo 23, 2023

 

La combinación entre mi inexperiencia con las finanzas, la sensación de tener dinero y mi pésimo sentido de urgencia, creó una persona cuyo dinero se escapa de las manos más rápido de lo que llegaba

Mi historia con el dinero comienza por aquel turbulento y caótico año del 2020, cuando Dani de 22 años decide irse de intercambio a España a conocer, aprender y  auto-descubrirse jaja.

Por primera vez tuve que hacerme cargo de mis gastos y priorizar aquello que yo consideraba importante, ojo, lo que mi muy vago e inexperto juicio CONSIDERABA IMPORTANTE, claramente no resultó como esperaba. 

Lo que consideraba como gastos importantes y los cuales no variaron mucho en cantidad de dinero eran; pagar la renta, comprar comida, el transporte y algunos trámites de la escuela, la verdad no eran muchos, por lo que se me hizo fácil acomodar gastos innecesarios (necesarios para mi) a mi tarjeta de crédito.

La combinación entre mi inexperiencia con las finanzas, la sensación de tener dinero y mi pésimo sentido de urgencia, creó una persona cuyo dinero se escapa de las manos más rápido de lo que llegaba y al final del mes al ver el saldo disponible, las frases célebres que rondaban mi mente eran: “¡¡oh diablos!! ¿A dónde se fue mi dinero? ¿Cómo gasté tanto? 

No nos engañemos, mi mente conocía la respuesta pero decirla en voz alta me haría consciente de mi error y seamos honestos, a nadie le gusta escuchar que cometió un error, así que preferí vivir en la “ignorancia”. 

Para no hacer el cuento largo, terminé con gastos que no tenían ni pies ni cabeza. Ninguno de estos gastos estaba justificado dentro de las sagradas reglas de las finanzas sanas, pero con algo de imaginación y muchísima negación mi mente logró justificarlos. Pensándolo bien, podría tratarse de algún tipo de terapia que me inventé para tratar mi estado emocional en ese momento, estando en un país extraño, sola en medio de una pandemia, fue un poco complicado. 

Ese es, en resumidas cuentas, el inicio de mi relación con el dinero… alentadora, ¿no? 

Pero ahora que lo pienso en retrospectiva, lo veo como una experiencia que me ayudó a darme cuenta de los errores que cometí y en qué debo trabajar para mejorar mi forma de administrar el dinero. 

A partir de ese momento  busqué prácticas que ayudaran a mis finanzas a tener un poco de orden. Te compartiré algunas acciones que además de darte un poco de orden en tus gastos, te darán paz y claridad para que identifiques en qué se te puede estar yendo el dinero:

  • Visualiza tus gastos: puede ser en un excel, blog de notas o como yo, en una libreta de gastos. Escribe tus gastos en dos listas; los gastos que tienen prioridad (renta, servicios, comida, etc.) y los gastos que se desprenden de tus gustos (streaming, mensualidad de gym, salidas, etc.). Esto te ayudará a entender en qué se va la mayoría de tus ingresos y analizar de ser necesario un recorte de gastos. 
  • Ponle nombre y cara a tus metas de ahorro: escribe con el mayor lujo de detalles posible, para qué quieres ahorrar, cuánto tiempo vas a ahorrar, fija el monto de ahorro y el día en que harás el depósito al ahorro. Esto te ayudará a ponerle peso a tu meta y recordarte la importancia que tiene. Si tu aplicación de banco lo permite genera un apartado con el nombre del ahorro y que el dinero se retire de tu cuenta en automático. 
  • Fija presupuestos: con esto me refiero a fijar un monto específico para los gastos que se desprenden de tus gustos, y apégate a él, no gastes más de lo que fijaste, así controlas un poco más el dinero que destinas a tus gastos personales.
  • Evita la bola de nieve de gastos: la bola de nieve comienza con  pequeños gastos innecesarios, a esos gastos se les conoce como “gastos hormiga”, entre más gastos pequeños generes la bola de nieve irá creciendo y son esos gastos los que afectan considerablemente tus finanzas. 
  • Aprovecha las promociones y facilidades de pago: si deseas adquirir algún artículo o servicio cuyo valor pueda descapitalizarte, es mejor que lo adquieras cuando el establecimiento ponga meses sin intereses para que puedas ir pagando de a poquito y no se te vaya todo el dinero de golpe, ojo pero si compras algo a meses asegúrate de cubrir cada mes el pago total para evitar cualquier riesgo de generar intereses. 

Artículos que te pueden gustar

Lectura en: 4 min

7 consejos para mejorar tus finanzas personales

Autor:
Leer más
Lectura en: 6 min

Top 5 preguntas en google sobre Infonavit

Autor: Karen Luna
Leer más
Lectura en: 5 min

Influencers e impuestos, ¿qué dice el SAT?

Autor: Paola Quintal
Leer más
Lectura en: 3 min

Webinar: Impuestos para Godínez

Autor: Clara
Leer más