Checklist: imprescindibles para tu presupuesto anual

Lectura: 6 min

Tener un presupuesto anual te permite mantener el control sobre tus finanzas, evitar sorpresas desagradables y avanzar de manera segura hacia el logro de tus metas financieras.

La clave para un presupuesto exitoso está en encontrar el balance entre la disciplina y la flexibilidad. Con las siguientes recomendaciones podrás ajustar tu plan según las circunstancias cambiantes, asegurándote que permanezca realista y funcional a lo largo del año.

Compartir

«Después veo cómo le hago» es una de las frases más comunes para no restarle emoción a esa compra o plan que tienes en mente. Y sí, en ocasiones puede funcionar, pero la mayoría de las veces, la falta de previsión puede traer consigo una emoción de ansiedad innecesaria. La buena noticia es que puedes evitar esa preocupación si te das la oportunidad de crear tu presupuesto anual. 

Sí, entendemos que la idea puede sonar tediosa y aburrida, pero con el siguiente checklist te podemos ayudar a planificar y disfrutar tus compras y planes de manera más consciente y tranquila.

Qué es un presupuesto anual

Un presupuesto anual es un plan financiero que te permite estimar tus ingresos y gastos a lo largo de un año. Proporcionándote una visión clara y organizada de cómo distribuir tu dinero mensualmente para controlar tus gastos, establecer metas y tomar decisiones financieras informadas.

10 imprescindibles para hacer tu presupuesto anual

  1. Empieza por revisar tus finanzas del año pasado
    Utiliza tus estados de cuenta para identificar patrones de gastos e ingresos. Este análisis te permitirá reconocer en qué meses tus gastos son más significativos, brindándote la capacidad de anticiparlos.
  2. Define tus metas financieras
    Anota cada una de tus metas de forma detallada y específica para que, al tener una visión completa, te sea más fácil trabajar hacia ellas. Incluye metas a corto, mediano y largo plazo, como ahorrar para emergencias, pagar deudas o invertir en una propiedad.
  3. Calcula todos tus ingresos anuales estimados
    En este ejercicio, incluye una estimación para el año que abarque tu salario, bonos, ingresos pasivos y cualquier otra fuente de ingresos previsible.
  4. Calcula tus gastos fijos y variables anuales
    Haz una lista de todos tus gastos mensuales constantes, como tu renta o hipoteca, seguro de gastos médicos, entre otros. Recuerda que estos son los gastos que generalmente permanecen estables a lo largo del año. En otra lista registra tus gastos habituales tomando en cuenta alimentos, entretenimiento, entre otros. Una vez hayas creado esa lista, asigna un presupuesto realista para cada categoría, ya sea mensual o trimestral.
  5. Crea un fondo de emergencia
    Destina un porcentaje de tus ingresos para crear un fondo de emergencia. Este fondo debe cubrir gastos inesperados, como reparaciones del hogar o gastos médicos no planificados.
  6. Establece estrategias de ahorro
    Identifica las mejores opciones de inversión para tus objetivos. Puedes considerar una cuenta de ahorro de alto rendimiento o explorar bienes raíces de bajo riesgo.
  7. Identifica tus deudas
    Haz una lista detallada que incluya saldos pendientes, tasas de interés y pagos mensuales. Este proceso te ayudará a planificar cómo reducir o eliminar estas deudas a lo largo del año.
  8. Evalúa tus obligaciones fiscales
    Asegúrate de reservar fondos para impuestos u otras obligaciones tributarias, y ajusta tu presupuesto según sea necesario. Además, considera cualquier cambio en las regulaciones fiscales que pueda afectar tu situación financiera.
  9. Establece un día específico para revisar tu presupuesto
    Puede ser cada semana o cada mes, separa un espacio en tu calendario para comparar los resultados reales de tus proyecciones e ir ajustando tu presupuesto acorde a tus necesidades actuales. Esto te permitirá adaptarte de manera efectiva a cambios en tus ingresos, gastos y metas.
  10.  Sé paciente contigo misma
    Recuerda que adoptar nuevos hábitos es un proceso que requiere su tiempo, no te desanimes si no lo logras a la primera. La práctica hará que la administración de tu dinero se integre sin esfuerzo en tu día a día, convirtiéndose en una parte natural de tu rutina.

Ventajas de hacer un presupuesto


Si aún no te convences de empezar tu presupuesto te presentamos 3 ventajas adicionales derivadas de la implementación efectiva de un presupuesto anual.

Mejora tu manejo del estrés
Cuando entiendes y manejas tus finanzas se abre un espacio para disfrutar con tranquilidad otras áreas de tu vida. Además, fortaleces tu capacidad para afrontar desafíos financieros de manera proactiva, proporcionándote mayor seguridad y equilibrio emocional.

Crea espacio para tus sueños
Un plan financiero bien estructurado no impone restricciones, sino que te abre puertas para tus sueños y pasiones. Al asignar recursos de manera consciente, creas el espacio necesario para perseguir actividades creativas o emprendimientos personales que tal vez no considerarías sin una planificación cuidadosa.


Fortalece tus relaciones interpersonales
La claridad sobre tus metas y limitaciones financieras también te permite tomar decisiones más informadas en conjunto con tu pareja o familia, fortaleciendo la comunicación y ayudando a mantener una armonía duradera.

En resumen, un presupuesto anual te brinda una guía para administrar tus recursos a lo largo de un año, te permite mantener el control sobre tus finanzas, evitar sorpresas desagradables y avanzar de manera segura hacia el logro de tus metas financieras.

Artículos que te pueden gustar

Lectura en: 4 min

7 consejos para mejorar tus finanzas personales

Autor:
Leer más
Lectura en: 6 min

Top 5 preguntas en google sobre Infonavit

Autor: Karen Luna
Leer más
Lectura en: 5 min

Influencers e impuestos, ¿qué dice el SAT?

Autor: Paola Quintal
Leer más
Lectura en: 3 min

Webinar: Impuestos para Godínez

Autor: Clara
Leer más